Convenciones Maroa-Río Negro

 

salida maroa muchachos

 

Desde el comienzo vimos el cuidado de Dios en este viaje. La embarcación en la que nos trasladamos a Puerto Inírida tenía cuatro grietas grandes por las que entraba mucha agua. Tuvimos que taparlas como pudimos para poder continuar. Vimos a Daniel muy recuperado de la peritonitis, aunque todavía está esperando ver cómo evoluciona para que pueda regresar a su vida normal. ¡Oramos con todas nuestras fuerzas antes de subir de nuevo al bongo para que llegáramos a Atabapo sin hundirnos!

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

DSC02165

Llegando a Maroa en el viaje de ida nos regalaron el libro de Sofía Müller Su voz retumba en la selva. Fuimos leyendo durante todo el camino navegando de comunidad en comunidad ¡qué privilegio tomar el relevo de tantos y tantos misioneros que se sacrificaron para que los indígenas también pudieran llegar al evangelio!

 

 

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

En Cejalito tuvimos el primer encuentro con el enemigo al tener que enfrentarnos a dos testigos de Jehová que estaban “predicando” en la iglesia. Cuando comenzamos a hacerles preguntas, todo el mundo se dio cuenta de que estaban errados y el pastor que venía con nosotros les pidió que salieran. La oposición durante este viaje fue terrible. En todas las comunidades a las que llegamos nos daban comida aparte, comida hecha por familias de confianza. Pensábamos que esto era por hospitalidad…fue después que supimos que era una medida de prevención para que no envenenaran nuestra comida.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Desde allí hasta Maroa, hay un camino de tierra abierto en medio de la selva. En cuanto nos subimos a los camiones comenzamos a orar para que no se voltearan. Yo estaba pensando de qué forma podría saltar para que la carga no me cayera encima en caso de que volcáramos. Había tramos en los que el agua llegaba a la mitad del capó del camión y puentes por los que parecía imposible pasar, pero de nuevo Dios cuidando cada detalle de nuestro viaje. De ahí viajamos dos días por agua hasta la primera convención en Niñal de Casiquiare.

 

DSC02380

DSC02393

Bajando hacia Niñal pasamos por San Carlos de Río Negro y el motor del bongo no quiso prender. ¡Sin llegar a la conferencia aún y más trabas! Pero seguíamos animados y como a las 4 horas pudimos seguir adelante. En Niñal se congregaron 8 iglesias más una sorpresa: una comunidad de indígenas Yanomami de esa misma zona del Casiquiare estaban asistiendo también a la convención ¡Gloria a Dios! Sólo Dios puede hacer algo así.

 

DSC02613

 

La plaga de mosquitos en Niñal afectó a Giovanni y a Lilo en gran manera, hubo que recurrir a los antialérgicos para poder continuar el viaje. Al navegar a la otra conferencia en Galilea, más al Sur del Estado, ya casi en la frontera con Brasil, veíamos las embarcaciones en el Río con su propia bandera. Cuando llegan a la comunidad el pastor y los líderes de la comunidad los reciben y se dan la mano uno por uno. Les dan la bienvenida y las normas de la conferencia: donde se van a bañar y en qué zona van a ir “al baño”.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

En Galilea se juntaron otras nueve iglesias de la zona. Nos llevamos una sorpresa desagradable, puesto que estas iglesias tienen fama entre los Curripaco de ser las mejor fundamentadas y las que siguen más fieles en la doctrina enseñada por la señorita Sofía… no fue así. Vimos muchas fallas sobre todo en el liderazgo: pastores que son chamanes, que tienen varias mujeres, problemas de alcohol … Mucho, mucho por hacer.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Subimos de nuevo a Maroa, a la tercera convención en la comunidad de Primero de Mayo. En cada parte en la que dormíamos compartíamos con la gente de la comunidad. Llegando a Primero de Mayo escucho “Maracucho, ¿qué haces por aquí?” ¡Qué sorpresa! Era un amigo, un muchacho que conocí en el instituto bíblico de Palabra de Vida en la selva. Con él nos fuimos a pescar esa noche.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El sábado, mientras esperábamos el comienzo de la convención, fuimos al CDI (Centro de Diagnóstico Integral – son los ambulatorios gestionados por personal cubano) a colocarle un antialérgico a un compañero por la plaga. Al preguntarnos de dónde veníamos les explicamos que veníamos a unas convenciones. Salimos del CDI y el doctor cubano me preguntó si éramos cristianos. Este doctor es cristiano y nos pidió que oráramos por su iglesia en Cuba y que le ayudáramos a conseguir materiales de niños. Lo invitamos a la convención y nos fuimos.

 

De sábado para domingo tenía un inmenso ardor de estómago que me despertó y me fui con Lilomar al CDI. El doctor cubano con el que habíamos hablado el día anterior fue quien me atendió y dio el primer diagnóstico de apendicitis. Ahí pude ver que Dios tenía el control de todo. Un médico cubano y cristiano no solo me atendió, sino que movió todo lo necesario para que pudieran traerme de emergencia – tuvieron que sacar a dos personas de la avioneta para que Lilo y yo pudiéramos viajar. Giovanni terminó la convención y regresó a Puerto Ayacucho en avioneta al día siguiente.

DSC02952 DSC02963

IMG_4919

 

Nos quedamos con la espina de no poder llegar a Sejal, la comunidad en la que la Señorita Sofia comenzó su ministerio entre los Curripaco y lugar en el que iba a celebrarse la última convención en la que íbamos a participar. Es un viaje que tenemos pendiente para otra ocasión.

 

En este viaje hubo tres cosas específicas que me marcaron:

 

En primer lugar, ver indígenas tan necesitados de escuchar la Palabra de Dios como el grupo Yanomami congregándose con otra etnia.
En segundo lugar, pensar en tanto trabajo que podemos hacer, en cómo podemos salir de nuestras iglesias para ayudar a tantos hermanos indígenas que nos piden ayuda. Cuando les preguntábamos “¿Qué necesitan?” La respuesta siempre era “Material bíblico”. No ropa, ni comida ni medicinas, aunque uno pudiera ver el mal estado en el que están, especialmente los niños desnutridos y con harapos. En nuestras iglesias perdemos mucho tiempo en conflictos, problemas y discusiones que nos mantienen alejados de otros creyentes que nos necesitan. Muchos nos quedamos sin salir de nuestra iglesia, sin querer ir, orar ni ofrendar. Pero el Señor siempre utiliza personas para llevar Su Palabra.

 

Y, por último, la atención que nos dieron a pesar de sus carencias. Nos dieron lo mejor que tenían, y no solo a nosotros, todas las personas que llegaban a las comunidades eran tratadas por igual: se les bajaban los bolsos del bongo, se les daba comida y alojamiento y, a la hora de partir de nuevo a sus comunidades, se les despedía con mañoco y casabe para el viaje.

 

Este ha sido un viaje lleno de experiencias y de obstáculos superados. Ha sido maravilloso ver a Dios obrar en nosotros y a través de nosotros. No puedo dejar de dar gracias a Dios por la vida del pastor Giovanni Conde y del hermano Lilomar Acosta, con quienes pude hacer este viaje. Hacen falta creyentes comprometidos que estén dispuestos a dejarlo todo durante semanas para poder viajar hasta lo más profundo de la selva y pasar todo tipo de penurias para poder compartir el Evangelio.

Gracias a todos los que han estado orando por este viaje, por nosotros y por nuestras familias en casa. Vengo lleno del amor de Dios por nosotros, de Su cuidado y no puedo esperar a volver a tener la oportunidad de continuar la obra entre nuestros indígenas a la que El nos ha llamado.

 

A El sea la Gloria siempre,

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

Maracucho

2 Corintios 4:5

 

Si quieres recibir noticias nuestras directamente y ser parte de nuestro grupo de apoyo en oración, envíanos un email a edurnecia@hotmail.com o mfnieves@outlook.com

 

 

 

 

Galería de fotos del Viaje:

 

 

IMG_4823

IMG_4835 IMG_4838 IMG_4847 IMG_4902

IMG_4618 IMG_4670 IMG_4686 IMG_4697 IMG_4698 IMG_4725 IMG_4730 IMG_4732 IMG_4740 IMG_4753 IMG_4761

DSC02346 DSC02464 DSC02633 DSC02635 DSC02655 DSC02839 DSC02941


2 respuestas a “Convenciones Maroa-Río Negro

  1. Que bendicion son ustedes. Gracias Dios los cubra con su sangre preciosa ylos respalde siempre con su poder y amor y envie angeles delante de ustedes a donde quiera que vayan en el nombre de Jesus amen!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s