Cuando no te sientes llamado a África

 

Un misionero es, simplemente, esto: un hombre o una mujer de Dios con un deseo apasionado de cumplir el mandato de Jesús de llevar el Evangelio a los perdidos estén donde estén. Puede que no estés llamado a un campo misionero lejano, pero estás llamado a ser un misionero allí donde Dios te ha puesto.

 

Todos estamos viviendo un momento único en la historia. Nunca antes había sido tan fácil alcanzar a tantas personas de una vez. La tecnología nos ha dado la capacidad de ministrar a personas que nunca pisarían una iglesia ni hablarían con un creyente.

 

Conozco a una mujer joven a la que Dios ha utilizado para alcanzar a un segmento de la sociedad olvidado para muchos. Las circunstancias que estas personas han enfrentado les han dejado cicatrices profundas. Los recuerdos que los atormentan día y noche los dejan sin esperanza y muchos han llegado al punto en el que piensan que la única vía de escape es la muerte. Aunque esta mujer nunca ha conocido a ninguna de estas personas en la vida real, a través de Facebook e email ha podido alcanzar sus vidas con una amistad incondicional y con el amor de Jesucristo. ¡Quién sabe cuántas vidas ha salvado!

 

Al escucharla compartir sobre este único campo misionero virtual, me sentía inspirada.

 

¿Cuántas personas hay allí afuera que están heridas, solas, deprimidas, olvidadas: los inválidos, los que están encerrados, las viudas; las víctimas de abuso, los adictos, ex-convictos, huérfanos, niños en acogida, adolescentes que han salido de su hogar?

 

Tantas personas necesitadas que raramente consideramos.

Tantas personas que esta sociedad ha olvidado.

Tantas almas heridas destinadas a la destrucción eternal.

 

Y la mayoría de ellos podrían ser alcanzados fácilmente por medio de internet, en foros, salas de chat y redes sociales.

 

Algunos son llamados a dejar sus hogares y ministrar a los perdidos en tierras lejanas, mientras que otros son llamados a compartir el evangelio con su vecino. Pero hay una cosa que todos los hijos de Dios en todas partes tienen en común:

 

Todos están llamados a ser misioneros.

 

¿A quién alcanzarás hoy?

Estás llamado a ser un misionero.

Sí, ¡tú!

¿Dónde está tu misión? ¿Dónde está tu campo?

Es tiempo de trabajar en la obra antes de quedarnos sin tiempo. El regreso del Maestro está cerca.

 

Cuando Él vuelva, que nos encuentre fieles.

 

Rosilind Jukic

A little R&R y Missional Call

 

Puedes leer el artículo original en inglés en 17 Hours Days – http://17hourdays.com/when-you-dont-feel-called-to-africa/

 

Si estás interesado en leer más sobre misiones o estás llamado al campo misionero, Rosilind ha escrito un libro (disponible únicamente en inglés) llamado The Missional Handbook: A Guide to Preparing for Local and World Missions, a la venta en Amazon por $4.99. Este manual de misiones no solo te inspirará a llevar la Palabra de Dios a las personas a tu alrededor, sino que también te equipará para hacerlo en el lugar al que seas llamado, África o tu patio de atrás.

 

missional handbook


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s