Una de cal y una de arena

una de cal y una de arena

En España, cuando te pasa algo bueno y algo malo de manera intermitente, se dice te están dando “una de cal y una de arena“.

Confesión: nunca he sabido cuál es la buena y cuál la mala, si la cal o la arena… pero de las dos hemos  tenido por aquí en este último tiempo.

La semana pasada estábamos llenos de buenas noticias: mi padre había salido del hospital después de unos días ingresado, Maracucho iba a comenzar a colaborar con el Centro Misionero de Amazonas en la capacitación de nuevos misioneros y en el recibimiento de los grupos de iglesias, me propusieron dar clases de inglés tres días a la semana y estábamos en la preparación del primer viaje a la selva de este año par comenzar la planificación de las actividades con los hermanos de las Iglesias Bíblicas Unidas.

Oraciones contestadas.

¡Aleluya!

El domingo nos levantamos para ir a la iglesia, contentos y emocionados por todo lo que Dios estaba haciendo, por cómo ¡por fin! después de tantos años respondía los anhelos de nuestro corazón de forma muy concreta y precisa.

Pero cuando regresamos a casa, vimos que habían abierto la puerta de atrás y que nos habían desvalijado. Se habían llevado cosas irremplazables, como nuestras alianzas de matrimonio y otras muy difíciles de conseguir en este tiempo en Venezuela. Se habían llevado todos los electrónicos, cosas grandes y pequeñas y habían destrozado todo a su paso… parecía que a la casa habían llegado Atila y los hunos, aquellos de los que se decía que por donde pasaban, no volvía a crecer la hierba.

Después del estupor inicial, me vino a la mente nuestro buen amigo Marcelo, el pastor de nuestra iglesia en España, y uno de los versículos con el que le gustaba echar bromas:

Proverbios 22:22 “No robes al pobre porque es pobre”

¿En serio, Señor? ¿Vas a dejar que se lleven lo poco que tenemos? Pero ya no podía evitar que una sonrisa aflorara entre las lágrimas. Y recordé otro versículo que últimamente ha estado en mi mente de manera constante:

Nehemías 8:10 “El gozo de Jehová es vuestra fuerza”

Sí Señor, es verdad. Hora de ponerlo en práctica. Hora de reunirnos como familia a alabarte, a adorarte y a recordar que Tú eres bueno y que estás con nosotros en todo momento. De recordar que las cosas son solamente cosas y que el mismo Dios que nos las dio una vez es el mismo Dios que permitió que se las llevaran… y exactamente el mismo Dios que permitió que recuperáramos algunas de ellas.

Una de cal y una de arena.

El viaje a Atabapo tuvo que suspenderse por falta de gasolina para el transporte. Sí. En el país con la reserva petrolera más grande del mundo escasea hasta la gasolina. Mientras no suban los transportes, no podemos planificar las actividades para este año y el ministerio se detiene.

Una de cal y una de arena.

Mi padre ha vuelto al hospital, esta vez despues de sufrir un ictus leve que lo tiene todavía en observación. No sabemos aún cómo se va a recuperar ni cuáles son las secuelas que le van a quedar. Tampoco tengo la posibilidad de estar allí con él y eso… me rompe el corazón.

Una de cal y una de arena.

En la vida parece que siempre recibimos una de cal y una de arena, que los tiempos buenos se intercalan con los malos, que estamos arriba y abajo, que todo cambia.

Todo menos Dios. Todo menos Su amor. Todo menos el gozo que Él nos da en medio de tantas y tantas pruebas que están llegando en estos últimos tiempos.

Salmo 103:1-6

Bendice, alma mía, a Jehová,
Y bendiga todo mi ser su santo nombre.

Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.

El es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;

El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;

El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila.

Jehová es el que hace justicia
Y derecho a todos los que padecen violencia.

 

Creo que lo mejor que podemos hacer en medio de la prueba es recordar quién es Dios, recordar sus beneficios sobre nuestra vida y recordar que no hay nada que suceda que no haya pasado antes por Sus manos, que todo tiene un propósito.

 

El gozo de Jehová es vuestra fortaleza.

 

Sin importar que venga cal o que venga arena.

 

Contenta en Su servicio,

 

Edurne

 


 

¿Quieres suscribirte a nuestro equipo de apoyo y recibir nuestras cartas de ministerio en tu correo electrónico? Tan solo pon tu nombre en este enlace y tu email aquí y podrás recibirlas.

 

 

familia nieves nuevo equipo de apoyo


6 thoughts on “Una de cal y una de arena

  1. Ánimo hermanos míos!!! Lo material es sólo material y momentáneo.. El amor de Dios es eterno y eso llena hasta el espíritu, nos inunda. Amor inagotable, incomparable y único. Espero que estéis bien y os Bendigo en el nombre de Jesús.
    Desde Vizcaya

  2. Amén querida Edurne, cada situación viene a dejarnos un cada vez mayor peso de gloria, no nos dejan empobrecidos o lastimados, nos enriquecen, te abrazo en la distancia y bendigo sus vidas entregadas al que es suficiente pues llena todo. Te amo amiga linda.

  3. Excelente me gusto mucho! Porque el sol sale todos los días sobre el justo y el impío así mismo cosas malas pasan a a la gente buena….y Dios sigue siendo Dios! El es quien hace la diferencia en nuestras vidas frente a esas adversidades.

  4. Qué hermoso Familia Nieves!!! cuan maravilloso es que aún a través de estas escrituras puedan transmitirnos su gozo, ese precioso gozo que nos da el Señor, aún en medio de las tribulaciones y aunque a la verdad no nos gusten mucho, es en este tiempo cuando más dependemos de Él, cuanto más podemos conocer a ese Dios vivo y real al que amamos; como dices, cada situación que Él permite tiene un propósito porque SUS caminos y pensamientos no son como los nuestros, como es más alto el cielo que la tierra, así son sus caminos y pensamientos para nosotros, son grandes, perfectos, eternos. Estaremos orando por Ustedes y en expectativa del tamaño de bendición que se viene para tu familia, tu ministerio, tu vida, porque tenemos un Dios que es Fiel.
    Verónica desde Ecuador 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s